martes, 3 de octubre de 2017

CUALQUIER OTRA COSA / DIÁLOGOS INDISCIPLINADOS I


(de los archivos de un discípulo desventurado)

- Maestro, necesito ordenar mis ideas.
- Pero qué idea desordenada. ¿Y para qué quieres hacer eso?
- Bueno, para pensar más ordenadamente, tal vez.
- Muy fácil: deja el desorden y ordena tus ideas primero.
- Maestro, en verdad ¿cómo hago para ordenar las ideas?
- Depende del orden.
- ¿A qué se refiere, Maestro?
- Bueno, si es alfabético, entonces el orden es “adeis”.
- …
- El orden surge de colocar las cosas en su lugar correspondiente. ¿Cierto?
- Sí…
- Entonces, en primer lugar, empieza por ordenar el lugar correspondiente.
- ¡¿Y cómo sé cuál es el lugar correspondiente?!
- Muy fácil: Deja el desorden y ordena tus ideas primero.


¿Le gustó este artículo? Entonces quizás también le guste:


¿Desea comentar este artículo? ¡Muy fácil! Haga “click” en la palabra “comentarios” (o en la frase “No hay comentarios” si fuese el caso) ubicada un poco más abajo... ¡y agregue el suyo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo sobre esto que encontraste en El Cuentador: