lunes, 28 de junio de 2010

PARA CONTAR / SUEÑO SIN MORALEJA


 “-Puedo hacer una cosa –le contesté. 
-¿Cual? –Me preguntó. 
-Despertarme.” 
Fragmento de “Episodio del Enemigo” de Jorge Luis Borges. 

Chuang Tze el dinosaurio soñó que era Monterroso, pero como ignoraba si él mismo estaba siendo soñado por una mariposa, se preguntó si al despertar Monterroso todavía estaría allí. Antes de condenarse a ignorar por los siglos de los siglos quién soñaba a quién, la mariposa decidió comerse al dinosauro, pero Monterroso le advirtió que sólo en sueños podría una mariposa hacer cosa semejante, que atragantarse así probablemente le provocaría pesadillas, que si cualquiera de los dos soñaba al otro entonces igual despertaría del dolor al primer mordisco, y que en cualquier caso, cuando despertase, el dinosauro todavía estaría allí.

El problema es que le habló en chino, de manera que la advertencia sólo la entendió Chuang Tze, que sabía que al despertar, sin duda la duda todavía estaría allí, pero la mariposa respondió que de todas formas no podía saber si su despertar era sólo la continuación de un sueño en el que soñaba que despertaba, o si era simplemente un dinosaurio al que los ojos estaban poniéndosele planos de tanto soñar que era una mariposa filósofa que dormía porque ignoraba si cuando Monterroso despertase, la reflexión de Chuang Tze todavía estaría allí.

El dinosaurio exasperado decidió ir a comprar insecticida para acabar con aquel embrollo de una buena vez, pero el dependiente de la tienda resultó ser Calderón de la Barca, que ya iba a intervenir recordando lo de que los sueños, sueños son, cuando aparecieron Freud y sus seguidores a querer psicoanalizar la vaina, quitándole toda la diversión al cuento.


¿Le gustó este artículo? Entonces tal vez también le guste:


9 comentarios:

Ariel dijo...

jajajaja buenisimo!! me ha gustado voy a seguir hojeando tu blog.

Karina Pugh Briceño dijo...

Divertidísimo, Hugo!!!

Verónica dijo...

¡Jajajajaja! me encanta! Gracias por hacerme reir un rato en la mañana, ¡nada mejor para empezar el día!

Hugo Marichales dijo...

Gracias, Ariel, por tu visita; espero que algunas cosas que encontrarás en el blog sean de tu agrado. Si este relato es el tipo de textos que prefieres, permíteme sugerirte aquellos identificados con el título “Para contar” (puedes ir a la sección de etiquetas y hacer click en “Para contar”, lo cual te permitirá leerlos). Una vez más, agradecido por tu interés.

Hugo Marichales dijo...

Mis queridas y fieles Karina y Verónica, gracias una vez más por su cariño. Les diré que cuando terminé este texto, pensé en algunos lectores particulares, entre quienes se encontraban ustedes. Qué bueno que les gustó. Besos mil.
Como siempre…

Hugo Rafael

Biianca Shepard( Tuu ahijada de Venezuela) dijo...

Hola Padriino.. Como Tas..?
Buueh te qqeriiaa dar mii opinion de la pagina en generall
me parece qq sta muy chiidaa
y.. Buuehh.. qiieroo qq me hagas un cuuentoo Macabroo.. Paa Mii Sooliita.. Jejeje
See Tee Extrañaa.. Muchoo x Acaa..
Loo qiieroo Bastanttee.. besiitoss.. Cuiidese.. (;<3<3

Hugo Marichales dijo...

Hola, ahijada bellísima. Gracias por visitar mi blog y espero regreses con frecuencia.

Respecto de un cuento macabro, pues te digo que escribí uno hace un par de años y aunque no lo he publicado, creo que te lo enviaré para ver qué opinas. Esta semana lo recibirás; eso sí, continúa leyendo a Edgar Allan Poe, que es –como sabes– un verdadero maestro en ese tipo de historias.

Tu padrino que te quiere mucho.

Como siempre…


Hugo Rafael

biianCa dijo...

^^!! <3<3

aliciamontero dijo...

Divertido, como vos.
Muy intertextual, como vos, también, jajajajajaja
Beso
Alicia