domingo, 11 de octubre de 2009

UN LIQUI-LIQUI EN LA GALIA / OJOS OBSERVANDO


“Hay ojos de miles miradas, cristales que observan al mundo pasar”.
Extracto de la canción “Ojos” de Rubén Blades.

¿Le ha ocurrido alguna vez que anda por la calle y de repente tiene la impresión de que unos ojos le observan? ¿Sí? Bueno, si usted pasea en estos días por la Isla de Saint-Louis y sus alrededores, en París, hay buena probabilidad de que tenga una sensación parecida. Porque en los muros y puentes de la zona va a encontrarse con unos enormes, inmensos, descomunales ojos que “miran” a los transeúntes. Es cierto; frótese los ojos para que vea.

No es un intento de supervisión y control ciudadano, un dispositivo bigbrotheriano en la mejor tradición de Orwell, una nueva variante de un programa de tele realidad, un anuncio de un producto oftalmológico o una recreación gráfica de la famosa escena en la que la caperucita roja le pregunta al lobo disfrazado de abuelita, por qué tiene los globos oculares tan grandes; es más bien el resultado de una peripecia artística que vale la pena… mirar.

El responsable es un artista plástico que utiliza el seudónimo de JR para identificarse y que después de haberse encontrado una cámara fotográfica en el metro de París, ya no pudo despegarse y ahora se dedica a la fotografía en grande. La expresión en este caso no es sólo un decir; a JR le encanta la gigantografía y puede afirmarse que exhibe sus obras en las galerías más grandes del mundo. Me refiero a terrazas, muros y subsuelos de ciudades: paredes del Medio Oriente, puentes rotos de África o techos de las favelas de Brasil han sido algunas de las superficies que JR ha escogido para mostrar su trabajo y así captar la atención de un público que no necesariamente frecuenta los museos y galerías tradicionales.

Desde el 2004, JR trabaja en el Proyecto 28 milímetros –llamado así por el tipo de lente fotográfico de gran angular que utiliza– cuya primera fase llegó incluso a ser reseñada en la primera página del reconocido diario New York Times. Ahora el proyecto se encuentra en su tercera etapa, llamada “Women are Heroes” (Las mujeres son héroes) que se exhibe actualmente en París; el fotógrafo ha retratado a más de 70 mujeres de diferentes partes del mundo y con la anuencia del municipio, ha colocado algunas de esas fotos –particularmente detalles como los ojos, que parece ser uno de sus motivos predilectos– en distintas paredes de la isla de Saint-Louis, sobre el río Sena. El artista reproduce las fotos en papel a tamaño de Gulliver en Liliput y luego las pega sobre los muros o lugares previamente seleccionados.

“Women are héroes” tiene como objetivo subrayar el rol principal de la mujer y resaltar su dignidad, pero el asunto no es solamente que unas imágenes colosales sorprendan a quien tenga la suerte de pasar cerca. Se ha diseñado además un sistema que permite a los paseantes marcar un número gratuito desde sus teléfonos celulares, para escuchar entrevistas con las mujeres fotografiadas y conocer su historia.

En la primera parte del libro “La Quinta Disciplina en la Práctica”, Peter Senge relata que en algunas tribus de Suráfrica se utiliza la expresión “Sawu bona” como saludo corriente. Significa: “Te veo y se responde con la expresión “Sikkhona” que quiere decir: “Estoy aquí”. Nos explica Senge que para efectos de la relación, el orden en que vienen dadas las frases es central: primero me ves, después existo. La primera, primerísima impresión que tuve al ver uno de esos ojos (no me había dado cuenta en ese instante de que había más de uno), fue que Polifemo se había mudado a las aguas del Sena; ya repuesto de la idea, digo que es hasta simpático caminar por París y encontrarse de pronto con unas pupilas, iris, párpados, pestañas y cejas monumentales. Luego surge la pregunta de qué rayos hacen esos ojos ahí, pero si se explora un poco más, entonces se da uno cuenta de que “están ahí” por algo que va más allá de una mirada de artista. Detrás de esos ojos que lo miran a uno hay un testimonio interesante, que hace pensar que vale la pena ser visto por ellos.

Las fotos que aparecen en este artículo fueron tomadas por mí, pero en la página http://www.womenareheroes-paris.net/ hay más imágenes –así como videos–, de superior calidad y desde otras perspectivas aún más interesantes. Si desean conocer más del trabajo de fotografía de JR, pueden visitar también http://www.jr-art.net/ y http://www.28millimetres.com. No se lo pierdan.

¿Le gustó este artículo? Entonces tal vez también le guste:

LA NOCHE BLANCA
INVASORES DEL ESPACIO EN PARÍS
EL OTRO MUSEO
EL PUENTE ALEXANDER III

No hay comentarios: