martes, 27 de enero de 2009

PARA CONTAR / EFECTOS

Después de detenerse por azar (o casualidad, albur o gotarín)
en las páginas de un libro (o folleto, revista o plinostio)
una enfurecida mariposa (o abeja, cigarra o cuasnipiturda)
aletea en Hong Kong y una tormenta (o ciclón, huracán o lata de agua)
se desata en Nueva York, en la marcha de los gays (o trabajadores, cantantes o encarliyistas).
Los insectos que no soportan la competencia (o rivalidad, antagonismo o dartisión)
no deberían leer sobre Teoría del Caos ni cosas parecidas (o similares, equivalentes o bisinceas).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que te quiero porque me da la gana (o porque me sale del corazónm o del cerebro o del alma) MARU