jueves, 6 de marzo de 2008

INSOLITUDES / MOSQUITO ANTI-ADOLESCENTE





Hace poco, una firma de seguridad lanzó en el Reino Unido un invento conocido como “El Mosquito”, que ha resultado ser una solución eficaz al inconveniente que generan algunos no muy deseados grupos de adolescentes que deambulan en centros comerciales y en los alrededores de algunas tiendas.
La eficacia del “Mosquito” –llamado así porque el ruido que emite es semejante al zumbido de un insecto– descansa en un fenómeno conocido como “Presbiacusia”, que es la gradual pérdida de audición en la mayoría de las personas, en la medida en que envejecen. De esta forma, el dichoso “Mosquito” produce un molesto sonido de alta frecuencia que los jóvenes escuchan –pero no así las personas mayores de 20 años– y que hace que se alejen del lugar. Un repelente anti-adolescente, pues.
(Tengo que decir aquí que el asunto me parece un soberano desperdicio de dinero; con sólo poner ciertas canciones cursi-pavosas que yo he escuchado por ahí, sería suficiente para que los adolescentes salieran corriendo)
El caso es que los dueños de los establecimientos están felices con la novedad, en tanto la presencia de algunas de estas bandas de jóvenes en las cercanías desanima a los verdaderos compradores a entrar en los negocios, con la consecuente disminución en ventas. Además, la policía reporta una reducción importante en los índices de robos y daños a los comercios a raíz de la instalación de cerca de 3500 de estos artefactos en toda Inglaterra.
A pesar de estos resultados, ya hay grupos de opinión solicitando la prohibición del “Mosquito”. Entre los argumentos esgrimidos está que la invención actúa de manera indiscriminada, afectando a todos los adolescentes y no sólo a aquellos que pudieran causar molestias, y que utilizarla para dispersar grupos es una violación a los derechos humanos de jóvenes y niños. Sin embargo el gobierno ha dicho que por el momento no tiene planes de prohibirlo, enfatizando –eso sí– que el artilugio en cuestión debería ser usado como un “último recurso” ante comportamientos anti-sociales.
Por supuesto, mientras los grandes debaten filosofía y derechos humanos, los adolescentes ya le han encontrado al menos una vuelta interesante al asunto. El sonido del aparato ha logrado ser grabado y “hackeado”, y ahora se distribuye como un tono de teléfonos celulares que podría servir entre otras cosas, para recibir mensajes de textos y señales de alerta en los liceos sin que los profesores se den cuenta de lo que está ocurriendo.
¡Otra vaina más!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo sobre esto que encontraste en El Cuentador: