miércoles, 27 de febrero de 2008

SILMARIL / PREGUNTAS PARA EL CAMBIO


Aprender está estrechamente relacionado con cambiar, y viceversa. No obstante, no todo cambio es siempre favorable, así como no siempre un movimiento es hacia adelante. Cambiar tiene más sentido, si se conoce en qué sentido se desea cambiar – valga el juego de palabras– y si podemos dirigir el cambio en esa dirección. Si para poder llegar adonde queremos llegar, nos hacen falta nuevas competencias, entonces el aprendizaje entra en juego.

Una definición de aprender que he venido considerando seriamente y que –si bien pudiera ser incompleta– me gusta cada vez más, es esta: Aprender es lo que hace un individuo o una entidad para manejar los cambios a su favor, y puede después repetirlo a voluntad .

Con base en esta definición, te propongo lo siguiente: Observa los cambios más importantes que has realizado en tu vida los tres últimos años. Piensa igualmente en los cambios más importantes que deseas en tu vida futura. Ahora, considera tus respuestas a esas dos interrogantes a la luz de las siguientes preguntas, relacionadas con tu pasado, tu presente y tu futuro.

SOBRE TU PASADO

¿Te viste forzado a cambiar algo en tu vida? ¿Qué pasó que no pudiste prever que ese cambio tenia que ser implantado antes?

¿Cuántos de esos cambios fueron resultado de un proceso planificado? ¿Cuántos fueron más bien inesperados?

¿En qué áreas de tu vida no ha habido necesidad de cambio? ¿Seguirá siendo así en el futuro?

Si pudieras echar el tiempo atrás, ¿qué habrías hecho de manera distinta para implantar esos cambios? ¿Por qué?


SOBRE TU PRESENTE

¿Qué cosas de tu forma actual de ser o de vivir se están convirtiendo en barreras para el cambio?

¿Qué consecuencia positiva o placer has obtenido al no cambiar? ¿Con qué consecuencia negativa o dolor asocias algunos cambios que pudieran ser favorables, para que no los implantes aún?

¿Qué consecuencias positivas han tenido los cambios recientes?

¿Qué cambios aun no implantados podrían generar consecuencias similares?


SOBRE TU FUTURO

¿Cuál es el objetivo principal a largo plazo que buscas con los cambios que deseas implantar?

¿Qué beneficios obtendrás y cómo te sentirás cuando logres los cambios que estás planificando?

¿Qué amenazas surgirán y qué oportunidades perderás si no pones en práctica esos cambios?

¿Qué costo tendrá para ti, cambiar y qué costo tendrá para ti, NO cambiar?


Y para finalizar, una pregunta “bono adicional”. Todas las respuestas que tengas a las preguntas anteriores, las darás sobre la base de algunas convicciones o supuestos. Pues bien…

¿Hasta qué punto esas convicciones y supuestos seguirán vigentes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo sobre esto que encontraste en El Cuentador: