martes, 15 de enero de 2008

INSOLITUDES / UNA PARROQUIA DIVIDIDA POR UNA FRONTERA


En el extremo sur de Lituania, en un población llamada Norviliskes, hay una iglesia. Un poco más allá de la iglesia está la frontera con Bielorrusia. Como Lituania ingresó a partir de 2004 a la Unión Europea, bien se podría decir que la iglesia está muy cerca de la frontera entre Bielorrusia y la Unión Europea.

Tradicionalmente la frontera entre Lituania y Bielorrusia la fijaban los límites entre las granjas colectivas (kolkhozes) allí establecidas, límites que se movían cada año con base en lo acuerdos a los que los jefes de las kolkhozes llegaban entre ellos. Cuando Lituania restableció su independencia en 1990, el asunto comenzó a complicarse y algunas poblaciones quedaron cortadas en dos, entre ellas Norviliskes, a cuya parroquia le fueron quitadas 10 hectáreas, y de la cual dependían 20 poblaciones del lado lituano y más de 30 del lado bielorruso.

Cada familia tiene a alguien del otro lado y en tiempos de la Unión Soviética el asunto era meramente administrativo, así que se podía ir y venir a conveniencia; mas el creciente rigor con el que se está vigilando la frontera ha traído como consecuencia que ahora, por ejemplo, muchos de los fieles del lado bielorruso no puedan asistir a la misa, o que para poder enterrar a sus muertos en el cementerio, tengan que ir a la embajada de Lituania situada en Minsk, a unos 200 kms de allí, para poder obtener una visa.

Pero qué vaina, ¿no?

Fuente: http://www.liberation.fr/actualite/monde/303920.FR.php

No hay comentarios: